Viva una experiencia única

Enmarcada por bosques de pinos y acacias, a 200 metros del mar inmenso y a escasos tres kilómetros del centro de la ciudad, la Posada invita con su cálido y particular ambiente. Maderas y flores, colores y aromas, brisas y cantos lo esperan para vivir, experimentar y disfrutar de la madre naturaleza.

Lo que marca la pauta de lo que solemos considerar nuestro primer desafío y meta es acercarnos un poco más a la paz única y el silencio que solo sabe dar nuestra madre tierra. Encontrará un paraíso natural con gran diversidad en flora y fauna.

Todo el personal estará a su disposición para que puedan disfrutar plenamente de sus vacaciones.

Hablamos Español, Inglés y Alemán.